Libros de Oscar

Este fin de semana es la entrega de los premios Oscar. Estos afamados premios considerados el culmen de cualquier profesional del cine hace tiempo que dejaron de despertar interés en mi, y nunca he podido ver todas las películas nominadas para entrar a valorar si el fallo de los académicos es merecido o no.

Muchas de las grandes películas que se han rodado a lo largo de la historia han surgido a partir de libros. La norma general, o al menos el mantra que la mayoría de la gente repite, es que “el libro está mucho mejor que la película”, siendo cierto en la mayoría de los casos.

Pero no infravaloremos el séptimo arte en una comparación frente a la literatura, existen películas de una calidad extraordinaria que cuentan una gran historia cuya inspiración proviene de una historia plasmada en papel a la cual no tiene nada que envidiar. En el post de hoy os quiero mostrar algunas excelentes obras del séptimo arte –en este caso todas ganadoras del Oscar a la mejor película- que fueron extraídas de libros. Por si queréis comparar.

 

41aoMBK7UyL._SX319_BO1,204,203,200_.jpg
Q&A es el título original del libro

Slumdog millionaire

Slumdog Millionaire es un drama protagonizado por un joven procedente de uno de los barrios más pobres de La India. Jamal, el protagonista, consigue ganar el famoso programa de televisión de ¿Quién quiere ser millonario?, siendo más tarde acusado de hacer trampas por proceder de un ambiente demasiado inculto.

La película está basada en la novela del escritor Vikas Swarup titulada ¿Quiere ser millonario? El libro sigue el mismo argumento que la película, mostrando la pobreza de La India con una historia de amor de trasfondo.

NNo es país para viejos.jpgo es país para viejos

La película dirigida por los hermanos Coen y protagonizada por Javier Bardem se hizo con numerosos premios, entre ellos cuatro Oscars incluyendo  el de Mejor película. La película es un thriller sobre asesinatos en el sur de EE.UU. durante los años 80.

La novela, de título homónimo, fue escrita por el prestigioso autor estadounidense Cormac McCarthy, autor de la famosa novela post-apocalíptica La carretera, una de mis novelas favoritas de la cual escribí una reseña hace poco que puedes leer pinchando AQUÍ
. La novela No es país para viejos también narra la historia de tres personajes en el estado de Texas envueltos en una trama de asesinatos.

La lista de Schindlerara.jpg

Historias sobre el Holocausto existen a montones, pero La lista de Schindler es una de esas obras que todo el mundo conoce y recuerda. Dirigida por Steven Spielberg y ganadora de siete Oscar, narra la historia de Schindler, un empresario alemán que utiliza como excusa la contratación de judíos para salvarles del fatal destino que les esperaba.

El libro en el que está basado la película se titula originalmente El arca de Schindler. Esta fue escrita por el australiano Thomas Keneally que, ayu
dado por Poldek Pfeffelberg, un superviviente polaco del Holocausto judío, conoció la historia de un hombre que contrataba judíos para que estos no pudieran ser asesinados; este hombre se llamaba Schindler.

 

 descargar-libro-el-silencio-de-los-corderos-en-pdf-epub-mobi-o-leer-online-370x530.jpgEl silencio de los corderos                                                       

La famosa película de Jonathan Demme protagonizada por Jodie Foster y Anthony Hopkins consiguió llevarse los cinco Oscar más importantes (director, película, actor principal, actriz principal y guión). No obstante, y sin quitarle mérito a los creadores, esta gran película está basada en una novela escrita por Thomas Harris.

A pesar de que Harris nunca quiso formar parte del equipo de la versión cinematográfica de su novela, también titulada El silencio de los corderos, esta fue el origen de cinco películas y una serie de televisión que han catapultado a la fama, formando parte de la cultura cinematográfica, al personaje Hannibal Lecter.

¿Habéis leído alguno de ellos?

Anuncios

Please like me, la serie que gusta y empacha

Gran parte de mi tiempo libre, además de los libros, lo ocupan las series y las películas, y más desde que soy usuario de Netflix, así que sería un error no compartir con vosotros algunas de ellas.

Después de unos cuantos dramas me apetecía una serie de capítulos cortos, una comedia entretenida para pasar buenos ratos, y la encontré: Please like me. Desde Australia nos llega esta comedia dramática protagonizada por el actor Josh Thomas – también nombre del personaje protagonista- , que también es su creador; de hecho, aquí parte su egocentrismo, intencionado o no, que vamos a encontrar a lo largo de todos los episodios.

La historia arranca con Josh y su novia, Claire, terminando su relación debido a la “nueva” orientación sexual de Josh: es gay. Lo inusual del asunto es que la noticia de su propia homosexualidad le llega a Josh por boca de Claire, situación que él no tarda en aceptar iniciando una relación con Geoffrey, el compañero de trabajo de Tom, su mejor amigo. El elenco de personajes se ve completo con una madre con tendencias suicidas y un padre que ha rehecho su vida con una tailandesa más joven que él.

Article-Lead-wide996829088107357image.related.articleLeadwide.729x410.ghhi8w.png1433504540038.jpg-620x349.jpg

Con un aire indie y modernillo –que esto sea una virtud o un defecto depende de ti-, la serie trata temas controvertidos y actuales como la homosexualidad o el aborto, todo desde un ángulo bastante optimista y sin perder la sonrisa, lo que le ha hecho ganarse numerosos elogios por parte de la crítica y el público;pero, por desgracia, aunque para el microcosmos de Josh lo sea, todo no podía ser tan perfecto,y a Please like me le encuentro varios defectos que no pasan desapercibidos.

Cualquier parecido de los personajes y sus vidas con la realidad –cualquier realidad- es pura casualidad. Las planas reacciones y emociones de los personajes no escapan de un gran repertorio de risas, sonrisas, frases con chispa y miradas propias de alguien que está fumado y le resulta difícil aguantarse la risa; nadie llora, grita, tiene rabia, sufre, manda a la m**rda a alguien, todo esto a pesar de darse situaciones traumáticas como la pérdida repentina de un ser querido, pero aquí nadie se pone nervioso, y a mi todo eso si que me exaspera. Para completar el cuadro,  Josh happy-flowerpower , que por momentos se va convirtiendo en un ser irritante, se rodea de chicos guapos interesados por él al más puro estilo Paco Martínez Soria y las suecas en la Costa del Sol. En resumen, una irrealidad con la que el espectador difícilmente se encontrará identificado y representado.1-m8ry7yjrwcyhvc99rdqedg

A pesar de todo el percal, después de varios intentos desesperados de no prestarle más atención a esta serie, me ha resultado difícil no ver un episodio más. Josh y compañía con sus ganas de gustarte, te dejan con ganas de más, con el deseo culpable de otros 20 minutos de buenrollismo rosa, queriendo saber si, por fin, alguien alzará la voz o se hartará de todo de una vez por todas. Salvando las distancias con Lena Dunham, podemos encontrar similitudes entre Please like me y la serie Girls, así que si te gustaron las andanzas de las cuatro chicas por Nueva York, seguramente te interesará ver a Josh con su jiji y su juju. Me cae mal, se nota, ¿no? Pues solo un consejo: no te lo pierdas.

Libros para querer

El 14 de febrero muchos lo señalan con un corazoncito en el calendario. Unos los esperan con ansia, deseosos de entregar y aceptar regalos que demuestren el amor existente entre él/ella y su media naranja; mientras que a otros les gusta declarar a los cuatro vientos que un día tan consumista y prefabricado por los grandes almacenes no va con ellos. A mi, el día de San Valentín me la suda da un poco igual, la verdad; no detesto tan señalado día, pero tampoco soy un ferviente seguidor del 14F.

Desconozco cuándo y dónde nace esta festividad, pero todo lo que está hecho con amor, me gusta. No solo tenemos por qué celebrar que dos personas se amen de forma romántica, celebremos también que queremos a nuestros amigos, a nuestros hijos, a nuestros padres.

Y, ¿qué mejor celebración que regalar un buen libro para la ocasión? No importa si es para leer o para apilar, ya será leído en alguna ocasión por alguien, lo importante es que no falten los libros. Por eso me gustaría presentaros algunos libros para leer o regalar este 14 de febrero, con el amor como parte importante de ellos.

amor-en-los-tiempos-del-colera31.png

EL AMOR EN LOS TIEMPOS DEL CÓLERA de Gabriel García Márquez

Abrir un libro de Gabriel García Márquez significa sumergirte en historias envueltas por la magia que tan solo el autor colombiano sabe imprimir a las palabras. En El amor en los tiempos del cólera García Márquez narra la historia de amor y desamor entre Florentino Ariza y Fermina Daza a lo largo de los años que ocupan toda su vida. Yo lo leí hace un tiempo y puedo asegurar que es un libro del que enamorarse, un libro para querer.

EL DESBARRANCADEROEl-desbarrancadero.jpg de Fernando Vallejo

Fernando Vallejo escribe un duro relato sobre el amor que profesa hacia su hermano, Darío, enfermo de sida. A pesar del peso de la muerte y la enfermedad, esta obra se encuentra repleta de amor, un amor irreverente y malhablado, acompañado de un discurso cargado de odio que se libera contra la política, la religión, los médicos, y una larga lista donde hasta la madre sale escaldada. Pronto reseñaré esta novela, una sorpresa desconocida para mi que no dudo en recomendar a cualquier persona desde que conseguí leerlo.

EL AMANTE de Marguerite Duras61s0nvtaffl.jpg

¿Os gusta la literatura erótica? Me refiero a la buena literatura erótica. Personalmente, este género no se encuentra dentro de mis favoritos, pero hay obras de autores excelentes que deben ser leídos. El amante de Marguerite Durás es una de ellas, una novela que narra una historia de amor y deseo entre una adolescente, la propia Marguerite, y un comerciante de 26 años en Indochina.

 

cometas-en-el-cielo

COMETAS EN EL CIELO de Khaled Hosseini

Esta novela, de la que existe una adaptación cinematográfica, fue un éxito que vendió millones de copias a lo largo y ancho de todo el planeta. Su autor, estadounidense de origen afgano, escribe sobre la amistad que existe entre dos padres y sus dos hijos en el Kabul del año 1975 como telón de fondo.

PARÍS – AUSTERLITZ de Rafael ChirbesNH555_G_NoticiaAmpliada.jpg

La última novela del galardonado autor español Rafael Chirbes, fue publicada póstumamente tras décadas de entrar y salir de su cajón de manuscritos para escribirla y reescribirla. Esta historia con tintes autobiográficos, es testigo de la historia de amor homosexual entre un joven pintor español y un hombre maduro francés; una relación entre dos hombres de diferentes generaciones que discurre por las calles parisinas.

¿Conocéis algún libro más que pueda querer?

 

Mala onda – Alberto Fuguet

portdaViajando por el Idioma Español (Chile)

¿Quién no ha sido adolescente alguna vez en la vida? ¿Quién no ha tenido la curiosidad de experimentar? ¿Quién no ha sido un chaval en Santiago de Chile durante los años 80 en plena dictadura? A ver, ésta última, yo no; pero Matías Vicuña, sí.

Matías Vicuña es un joven  que vive en Santiago de
Chile durante la década de los 80, en plena dictadura de Pinochet. La narración se desarrolla de forma más concreta durante los días previas al plebiscito que brindó apoyo al dictador chileno, y nos relata los días convulsos que Matías sufre tras regresar al país andino tras un viaje de estudios en Brasil. La locura de alcohol, sexo y drogas durante su estancia en Brasil le va a poner difícil su vuelta a la realidad. A su regreso, encontrará una vida que le asfixia: la chica que le gusta pasa de él; se siente un bicho raro en su familia; y la relación con sus amigos está cambiando a peor; todo esto rodeado de las comodidades -e incomodidades- de las que dispone un chico de clase alta de 17 años.

Matías es un adolescente más: rebelde e insoportable. Pasa la mayoría de sus horas entre luces de neón huyendo de sus padres: una madre clasista e insoportable y un padre al cual se encuentra unido por compartir su fascinación por las jovencitas y su afición por el alcohol y las drogas. A pesar de lo irritante que puede resultar el protagonista, la historia consigue que empatices con él; maleducado, terco, deslenguado, cretino,… pero, ¿quién no ha pasado por esos insufribles 17 años?

Alberto Fuguet (Santiago de Chile, 1964) describe con gran precisión, apoyándose en un lenguaje muy cinematográfico, numerosas calles y lugares de Santiago, facilmente reconocibles para aquellos que hayan vivido en Santiago de Chile. Además, Fuguet nos regala una gran cantidad de guiños a la cultura pop de aquellos años, pudiendo encontrar en cualquier página alguna referencia a música, artistas o películas de aquellos años. El autor sabe perfectamente cómo ubicar al lector de forma muy precisa en el ambiente de aquellos 80 en Chile, precisamente serán aquellos chilenos que conozcan la capital chilena de esa década, los que sabrán captar la esencia de la novela en su totalidad.

Una obra muy interesante. La recomiendo totalmente para acercarse a la cultura chilena, el libro es puro chilenismo, repleto de modismos que, aunque añaden cierta dificultad a la lectura de sus páginas, consiguen que captes muchos de los matices del país sudamericano.

dsc_0137_2
Parque de las esculturas (Santiago de Chile)

Un viaje por el idioma español

El español es un idioma muy rico y variado. Una lengua mayoritaria que se habla en muchos países del mundo, cada uno dándole un matiz característico que le añade complejidad a nuestro idioma, y con ello una mayor belleza y grandiosidad.

Me he planteado hacer un viaje por el idioma español a través de los libros y su literatura, así que me he propuesto como reto leer, al menos, un libro de un autor de cada país de lengua hispana. Me gustaría darle diversidad y autenticidad a esta lista, por lo que trataré de evitar autores que, más que a la historia literaria de su país, sean considerados autores pertenecientes a la literatura universal, y compartiré con vosotros todas esas lecturas.

CHILE: Mala Onda – Alberto Fuguet

ESPAÑA: Nada – Carmen Laforet

COLOMBIA: El desbarrancadero – Fernando Vallejo

MÉXICO: El naranjo – Carlos Fuentes