Mala onda – Alberto Fuguet

portdaViajando por el Idioma Español (Chile)

¿Quién no ha sido adolescente alguna vez en la vida? ¿Quién no ha tenido la curiosidad de experimentar? ¿Quién no ha sido un chaval en Santiago de Chile durante los años 80 en plena dictadura? A ver, ésta última, yo no; pero Matías Vicuña, sí.

Matías Vicuña es un joven  que vive en Santiago de
Chile durante la década de los 80, en plena dictadura de Pinochet. La narración se desarrolla de forma más concreta durante los días previas al plebiscito que brindó apoyo al dictador chileno, y nos relata los días convulsos que Matías sufre tras regresar al país andino tras un viaje de estudios en Brasil. La locura de alcohol, sexo y drogas durante su estancia en Brasil le va a poner difícil su vuelta a la realidad. A su regreso, encontrará una vida que le asfixia: la chica que le gusta pasa de él; se siente un bicho raro en su familia; y la relación con sus amigos está cambiando a peor; todo esto rodeado de las comodidades -e incomodidades- de las que dispone un chico de clase alta de 17 años.

Matías es un adolescente más: rebelde e insoportable. Pasa la mayoría de sus horas entre luces de neón huyendo de sus padres: una madre clasista e insoportable y un padre al cual se encuentra unido por compartir su fascinación por las jovencitas y su afición por el alcohol y las drogas. A pesar de lo irritante que puede resultar el protagonista, la historia consigue que empatices con él; maleducado, terco, deslenguado, cretino,… pero, ¿quién no ha pasado por esos insufribles 17 años?

Alberto Fuguet (Santiago de Chile, 1964) describe con gran precisión, apoyándose en un lenguaje muy cinematográfico, numerosas calles y lugares de Santiago, facilmente reconocibles para aquellos que hayan vivido en Santiago de Chile. Además, Fuguet nos regala una gran cantidad de guiños a la cultura pop de aquellos años, pudiendo encontrar en cualquier página alguna referencia a música, artistas o películas de aquellos años. El autor sabe perfectamente cómo ubicar al lector de forma muy precisa en el ambiente de aquellos 80 en Chile, precisamente serán aquellos chilenos que conozcan la capital chilena de esa década, los que sabrán captar la esencia de la novela en su totalidad.

Una obra muy interesante. La recomiendo totalmente para acercarse a la cultura chilena, el libro es puro chilenismo, repleto de modismos que, aunque añaden cierta dificultad a la lectura de sus páginas, consiguen que captes muchos de los matices del país sudamericano.

dsc_0137_2
Parque de las esculturas (Santiago de Chile)