Fahrenheit 451 – Ray Bradbury

9788445071168La semana pasada fue publicada una noticia informando de que, desde la llegada de Donald Trump a la presidencia del gobierno de EE.UU., han aumentado las ventas de la novela 1984 de George Orwell, una distopía donde la mentira y la falta de libertades son los pilares fundamentales del estado. La novela que os traigo hoy, si bien no ha sido noticia, también predice un futuro lleno de fatalidad con una censura promovida por el propio gobierno y secundada por toda la sociedad.

Esta historia se desarrolla en un futuro impreciso y narra la historia de un bombero llamado Montag. La diferencia con nuestra realidad radica en que los bomberos no apagan fuegos sino que los prenden, además tienen un cometido muy concreto: quemar libros. El título que da nombre a esta historia hace referencia a la temperatura a la que el papel arde.

Los libros, la cultura, el desarrollo intelectual, se han convertido en asuntos mal vistos por la sociedad. La mayoría de las personas desprecia los libros, los culpan de la infelicidad de las personas por la reflexión y preocupación “innecesaria” que estos provocan, así que el exterminio de los libros por todo el país se ha convertido en algo deseable que se lleva a cabo pensando en la felicidad de sus habitantes. Todo esto sucede en un ambiente prebélico con aviones de guerra e informaciones radiofónicas que no dejan de alertar a la población sobre el estallido inminente de una guerra.

La maquinaria del sistema se encuentra perfectamente preparada para que los ciudadanos tengan un mismo pensamiento, un pensamiento único que lleva a los poderes a controlar a las masas a través del ocultamiento de la información y su transformación en mentiras. Sin embargo, es imposible que no queden cabos sueltos. Nuestro protagonista conoce a una extraña joven, diferente al resto de las personas que él conoce, cuya desaparición provocará en él ciertas cuestiones y conflictos interiores. Una chica que no se interesa por las imágenes que se suceden en las paredes de los hogares  durante todo el día, emitiendo programas y personajes. Al contrario que las demás, la casa donde vive esta chica parece viva, llena de personas conversando y disfrutando de agradables detalles cotidianos como la belleza existente en el viento o la lluvia.

book-406806_640La novela es corta -más de lo que esperaba ya que no sabía que el contenido del libro era más amplio- , y a pesar de eso, en la parte final, tuvo ciertos momentos que se me hicieron algo pesados. En cierta medida, fue un poco decepcionante para mi. Me esperaba una obra maestra y me encontré con un relato, bastante menos extenso de lo que imaginaba y con un final algo abrupto, dándome la impresión de haber sido escrito sobre la marcha, sin haber tenido claro un final deseado.

A pesar de todo, la historia me gustó. El argumento de la novela me pareció desde un primer momento más que interesante y en cuanto supe de su existencia lo añadí a mi pila de libros de tsundoku. La edición que pude conseguir, además de la novela de Fahrenheit 451, contiene un postfacio del autor explicando cómo nació la historia y la narración de dos relatos más.

Estos relatos no están mal, siendo uno de ellos (Y la roca gritó) un relato atrayente sobre una pareja de blancos que se encuentra en un país de negros durante una revolución, en la cual los blancos están siendo exterminados; y el otro, titulado El parque de juegos, me pareció muy raro e incomprensible, este relato si que no me gustó nada.

“Un libro, en manos de un vecino, es un arma cargada. Quémalo. Saca la bala del arma. Abre la mente del hombre.”

El libro lo recomiendo totalmente. Es una gran historia, una obra de referencia del siglo XX debido a sus predicciones sobre la censura, la libertad de expresión y la manipulación de la información. Paradójicamente, por los hechos denunciados en la novela, fue censurada en algunos estados de EE.UU., lo que implica que algo interesante tendrá que decir el autor al respecto.

Anuncios